Chairos se reúnen en Starbucks para organizar un plan para acabar con Starbucks

loading...

 

México.- Xóchitl Pérez, Frida Gutiérrez, Nietzsche Salazar, y Marx López, son 4 jóvenes revolucionarios comprometidos que todos los días realizan la ardua labor de compartir hashtags y firmar peticiones en Change.org  para ayudar a mejorar el país.

Los 4 rebeldes tienen la ardua labor de sensibilizar a la población vía redes sociales, pero ahora con la llegada de Donald Trump al poder han decidido hacer algo más impactante, y por eso decidieron reunirse para organizar un boicot contra las empresas americanas, luego de que se informara que Trump está prohibiendo la entrada de los productos mexicanos a EU.

Los amigos mencionan que esta vez no se podían reunir en la noche en una cantina (como acostumbran) para organizar sus planes, porque inevitablemente con el calor de las chelas y la marihuana se les olvidaría para lo que se juntaron y terminarían hablando de temas triviales. Es por eso que decidieron reunirse en el día (después de las 1 pm, porque todos se levantan a esa hora).

Fue Xóchitl quien sugirió verse afuera del metro Hidalgo a las 4 de la tarde.

Una vez reunidos, los chicos se dieron a la tarea de busca el lugar ideal; ¿la Alameda?… ¡no!, había mucha gente pasando y alguien podría escuchar sus planes. ¿Una banca de Paseo de la Reforma?… imposible porque el ruido de los carros impediría que hubiera buena comunicación. ¿Un McDonald’s?… sonaba tentador, pero el internet es muy malo y ya habían comido, por lo que Frida sugirió que mejor fueran a un café.

Los chicos finalmente (desesperados de caminar 10 minutos buscando una cafetería mexicana y no encontrarla) decidieron ingresar a un Starbucks con el que se toparon, el cual era un lugar ideal para dialogar ya que es muy cómodo, privado, y sobre porque tiene acceso internet de alta velocidad, algo muy importante ya que trasmitirían en vivo su reunión para que todos sus conocidos se dieran cuenta que ellos si hacen algo por cambiar al país.

loading...

Una vez instalados en el Starbucks los chicos comenzaron a dialogar: ¿Cuál será la empresa que boicotearían primero?, debía ser una sumamente representativa de EU.

“¡¿Qué tal Starubcks?!”, mencionó Nietzsche mientras ponía una sonrisa arrogante de ladito para enfatizar lo inteligentísimo que era.

¡Si, Starbucks es ideal!, si esparcimos en la red que no compremos más en Starbucks para llevarlo a la bancarrota, pondremos a temblar a Trump y se olvidará de construir el muro”, señaló Marx mientras le tomaba una foto al vaso con su nombre.

¡Entonces es Starbucks la emprase elegida para boicotear!, ahora habrá que crear un hashtag que impacte y esparcir el plan en la red. Frida, tú te encargarás de compartir la noticia en la mayoría de páginas de Facebook posibles. Marx, tú crearás un grupo y juntaras la mayor cantidad de rebeldes para unirse a la lucha, no se te olvide que el grupo sea privado para que la policía cibernética no intente detenernos. Xóchitl, tú te quejarás y nos defenderás en todas las paginas cuando alguien se burle de nuestro plan, y le recordaras constantemente a la gente que el gobierno intenta distraernos con cortinas de humo”, señaló Nietzsche imaginando que tan orgulloso estaría el Che Guevara de él si viera la inmensa lucha que están realizando.

Tras organizar el boicot, los chicos decidieron quedarse otro rato en Starbucks para distraerse y celebrar su revolución, por lo que comenzaron a tomarle de sorbitos pequeños a los café americanos que habían pedido, para que no se les acabara y así pudieran quedarse más tiempo en el lugar.

Por: Omar Ariel Cortes

 

Loading...

Comments

comments