10 tipos de “mamados”, ¿a cuál de ellos conoces o cual eres tú?

loading...

1.- El que se siente mamado, pero por su tipo de cuerpo jamás podrá serlo: es un hombre que tiene la mala fortuna de que su genética le impedirá que se ponga mamado, pero él se rehúsa a aceptarlo o simplemente no da cuenta.

Por más chochos, miles de horas en el gym o más atún que coma, su cuerpo tiende a ser gordo y nunca marcará ni inflará los músculos que tanto añora tener, aunque por supuesto se siente el mamado que México esperaba y hasta da “tips” de cómo ponerse como él.

2.- El que cree que nadie se da cuenta que toma esteroides: es un hombre que hace algo de ejercicio pero “su fuerte” consiste en consumir todo tipo de esteroides para inflar su cuerpo, y cree que nadie se da cuenta.

Tiene una anatomía bastante rara y bizarra gracias a los químicos que consume, ya que lo único que hacen es formarle una bola gigante en cada brazo, dos bolas en el pecho y una bola en la panza que él llama “músculos”.

3.- El que sale casi encuerado aunque este nevando: es un hombre que siente que tiene que explotar lo más que pueda su imagen mamada sensual porque realmente le ha costado, al grado de que aunque este nevando sale con un pequeño trapo amarrado a un hilo que él llama “playera”, y que muestra el 99% de su cuerpo, haciéndolo ver sumamente desesperado por atención.

4.- El que detalla “su transformación” en Facebook: se caracteriza por escribir cada minuto estados que dejan en claro “que está en otro nivel” porque es fitness.

Sus estados más frecuentes son: “cuerpo en construcción”, “creando una versión mejorada de mi”, “soy diferente y único porque no fumo, no tomo, diario hago gym, como atún 5 veces al día bla bla bla”.

5.- El mamado adicto a las fotos: este no sube tantas frases, pero si 100000 fotos en poses que (según él) “acentúan su musculatura”.

loading...

La principal es donde parece que está aguantándose un pedo para “verse más mamey”, pose dizque señalando una distancia para disque presumir sus conejos, ponerse en posición como si estuviera defecando en un baño público “de aguilita” (sin tocar la taza) para presumir su “bien logradas” piernas y glúteos, entre otras ridiculeces.

6.- El que camina como “pichón de iglesia”: es el típico mamado que se pasea por toda la ciudad caminando con “la cola parada” como si fuera un pichón (paloma) de los que se ponen afuera de las iglesias o plazas públicas, o como si trajera un supositorio de un metro incrustado en su recto que lo obliga a caminar más derecho. Por más que intenta hacer creer que ese caminado es natural, todos saben que lo hace para presumir su dizque anatomía.

7.- El Pit Bull: es un hombre que añora ser mamado para verse galán y malote, pero tuvo la mala fortuna de medir menos de 1.70 mts, por lo que la gente lo ve como “alguien curioso” en vez de verlo como objeto sexual.

8.- El desnutrido que cree ser fitness: posee una complexión tan extremadamente delgada que provoca que su piel se contraiga y se le formen unos raros pliegues en el abdomen que él llama “cuadritos”. Como no engorda ni absorbe grasa, asegura que “tiene un cuerpo fitness natural”.

9.- El que le falta hacer rutina de cara: se siente el galán que México esperaba por llevar más de 6 meses en el gym, pero no se ha dado cuenta que para ostentar ese título le falta comenzar a entrenar la cara (aunque para su mala suerte aún no hay rutina para eso). Vive bajo la falsa fantasía de que todas las mujeres lo desean por sus músculos, cuando en realidad nadie lo pela.

10.- Mamado real: representa solo el 1% de mamados. A diferencia de los anteriores tipos, este tuvo la fortuna de nacer con genes que realmente lo ayudan. Le gusta presumir su físico, pero no dedica todo su tiempo a alardear sobre su anatomía porque está acostumbrado a vivir con ese cuerpo desde siempre y para él ya es algo normal. Muy diferente a los mamados anteriores que toman chochos, salen casi encuerados y hacen poses ridículas, porque realmente están sedientos de atención.

Por: Omar Ariel Cortes

 

Loading...

Comments

comments

Deja un comentario