9 tipos de Chairos, ¿a cuál de ellos conoces o con cuál eres tú?

loading...

1.- Chairo manifestante: se caracteriza por acudir a manifestaciones 3 veces al año y los 362 días restantes los utiliza para “diseñar estrategias” para iniciar una revolución o un golpe de estado mientras se droga y emborracha. Cuando va a marchar invierte solo 4 horas del día y las otras 20 restantes las usa para irse a festejar que -según él- “el país ya está cambiando a su valerosa lucha”.

2.- Chairo fósil: puede tardar hasta 8 años en salir de la universidad ya que su institución se convierte en su zona de confort. Es el primero en inmiscuirse en las grillas escolares para que todos crean que en un futuro no muy lejano se convertirá el nuevo Zapata que derrocará al sistema con su inmensa valentía. Se la pasa criticando a todos los graduados “que no han hecho nada por cambiar el país” y asegura que cuando él salga será igual de guerrillero que como era en la universidad.

3.-Chairo en peligro: asegura “que el gobierno quiere hacerle daño porque ya lo tiene bien ubicado de las únicas 3 marchas a las que ha acudido y quieren deshacerse de él porque no les conviene que se sigan manifestando y le abra los ojos a la sociedad” (cuando en realidad el gobierno ni lo pela).

4.- Chairo autóctono: acude a comunidades o ranchos supuestamente a “ayudar” pero solo “ayuda” 3 horas y el resto del día lo utiliza para ponerse pedo o pacheco.  Es capaz de sacarle bebidas gratis a los lugareños bajo el argumento de que “quiere emborracharse con pulque y otros néctares típicos de la región”, cuando en realidad solo lo hace para que la peda le salga gratis.

5.- Chairo con inteligencia superior: se caracteriza por adoptar la teoría de que nació con una inteligencia tan exorbitante que su deber en el mundo “es sensibilizar a la población con su arte e intelecto”. Tiene la creencia de que su máximo deber es generar estrategias y el resto de los ciudadanos (los no tan perspicaces) son los que deben ayudar haciendo el trabajo de campo (él solo es la mente maestra). Su modo de pensar se resume a: “yo no ayudo porque estoy muy ocupado sensibilizando al planeta con fotografías o compartiendo estados en Face para que el resto del mundo despierte y hagan algo”.

6.- Chairo mustio: es el típico que se la pasa tomándole fotos a niños pobres o indígenas pero nunca los ayuda, ya que no está dispuesto a sacrificar una borrachera o su dosis de mota para brindar un apoyo. Asegura que nunca ampara a las personas “porque él tampoco tiene dinero”, pero lo que en realidad quiere decir es que si tiene dinero… pero solo tengo lo justo para comprar su vicio y por eso no puede socorrer a los más necesitados.

loading...

7.-Chairo científico social: se mete a estudiar una carrera de ciencias sociales (o filosofía) para deslindarse del hecho de ayudar poniendo de pretexto que él (al ser letrado) tendrá la ardua labor de abrirle los ojos a la población diseñando impactantes diagnósticos y estrategias que los demás deberán ejecutar. Si alguna vez llega a ayudar se toman 1000 fotos con la persona que socorrió e inmediatamente las sube a Facebook “para que todos vean lo buena persona que es”.

8.- Chairo elitista: aseguran percibir a los indígenas, migrantes, niños de la calle y demás gente vulnerable como “personas luchonas y superiores” pero en realidad los trata “como gente con las que debe bajar su nivel de intelectualidad para lograr comunicarse”. Cree que llamando bandita a la gente vulnerable ya es incluyente, cuando en realidad solo demuestra que es capaz de etiquetar a las personas para que (según él) quedar como un filántropo en potencia.

9.- Chairo víctima del capitalismo”: esta obsesionado con que todo mundo lo perciba como “una persona intelectualmente superior que de vez en cuando llegan a sucumbir ante el encanto burgués” (va a McDonald´s y Starbucks a escondidas, o siempre compra sus chelas en el Oxxo).

Cuando sucumbé a la tentación de comprar algún producto comercial adopta una pose de mártir y entra en dizque depresión por haberse decepcionado a sí mismo, y al final se justificará diciendo “que es humano y también comete errores, como dejarse engatusar por los grandes monopolios”.

Por: Omar Ariel Cortes

 

Loading...

Comments

comments

Deja un comentario