Alumnos del CONALEP descubren que uniendo dos sopes pueden crear una gordita

loading...

México.- Gran alegría experimentan unos alumnos del CONALEP campus Valle de Chalco, luego de que ganaran un coloquio de investigación celebrado en Monterrey gracias a su teoría “Gorditas: un fraude de la cultura mexicana”, en donde explican la gran estafa que envuelve a esta típica comida mexicana.

 Según comenta Britanny Pérez (quien lideró la investigación), decidió realizar la indagación luego de su mamá que vende garnachas comenzara a perder clientela por culpa de otra doña que también abrió un negocio de fritangas para hacerle competencia:

“Mi mamá lleva años vendiendo sopes, enchiladas y guajolotas, ya tenía su clientela bien establecida pero de repente comenzó a comprar muchísimo menos gente. Posteriormente nos enteramos que doña Mary (una vecina) había decidido hacerle competencia a mi mamá vendiendo fritangas y le había bajado todos los clientes.

 

Te puede interesar: EXPULSAN A ALUMNA DEL CONALEP TRAS DESCUBRIRSE QUE ES ESTÉRIL

 

 Entrevisté a varias personas para preguntarles porque preferían ir con Mary y ya no con mi madre, y me decían que era porque sentían que con la otra señora comían menos y se llenaban más rápido (sin embargo ninguno bajaba de peso y seguían igual de gorditos).

No entendí que pasaba hasta que un día me disfracé y fui a comprarle para analizar el producto de la competencia, y me di cuenta que Mary en vez de vender sopes vende gorditas” dijo la Britanny.

Pérez señala que finalmente descubrió que la comida de doña Mary es engañosa porque las gorditas en realidad son dos sopes juntos, y por eso la gente sacia más rápido su apetito:

loading...

“Necesitaba descubrir que era lo que provocaba que la gente dejara de comprarle sopes a mi mamá. Indagué y saqué mil teorías, hasta que una vez por error mientras me apuraba a envolver unos sopes, puse sin querer uno boca abajo encima de otro, y en ese momento me percaté que los dos sopes que habían quedado juntos formaban una gordita, y por eso la gente se llenaba más rápido con Mary, porque al comer una gordita en realidad estaban comiendo dos sopes unidos”, relató.

Britanny señala que convenció a su progenitora de comenzar a vender gorditas y darlas más baratas “comenzamos a vender gorditas, y la gente en vez de comprar 4 o 6 sopes como acostumbraban, solo comía dos o tres gorditas (pensando que así ya estaban comiendo menos y siendo lights), la diferencia es que nosotros comenzamos a dar más barato por lo que rápidamente le bajamos la clientela a la competencia.

Esta investigación fue la que presenté en el coloquio con la finalidad de revelar el fraude de nuestra gastronomía mexicana.

El éxito fue tal que ya estoy empezando mi segunda investigación titulada: “¿Pueden dos simples molletes convertirse en una torta si se unen?, indagación que desarrollaré en breve y con la que espero ganar más premios”, puntualizó la joven.

 

Te puede interesar: PAÍSES CON BAJOS ÍNDICES DE NATALIDAD ABRIRÁN PLANTELES DEL CONALEP PARA REPOBLAR SUS NACIONES

 

Por: Omar Ariel Cortes

Loading...

Comments

comments

Deja un comentario